Andando por la Comarca de Coria

Partido de Coria

    Municipios del Partido de Coria

ÍNDICE

Acebo
Cachorilla
Cadalso
Calzadilla
Casas de Don Gomez
Casillas de Coria
Cilleros
Coria
Descargamaria
Eljas
Gata
Guijo de Coria
Guijo de Galisteo
Hernan Perez
Holguera
Hoyos
Huelaga
Moraleja
Morcillo
Perales del Puerto
Pescueza
Portaje
Pozuelo de Zarzón
Riolobos
Robledillo de Gata
San Martín de Trevejo
Santibañez el Alto
Torre de Don Miguel
Torrecillas de los Ángeles
Torrejoncillo
Valverde del Fresno
Vegaviana
Villa del Campo
Villamiel
Villanueva de la Sierra
Villasbuenas de Gata

Andando por España www.nuevoportal.com

Si quiere ver la Bibliografía Extremeña, pincha aquí



INDICE

Gaceta de Madrid núm. 184, de 1916

Páginas 11 a 16:

Real decreto aprobando la reforma propuesta por la Real Sociedad Geográfica, cambiando la denominación a los 573 Ayuntamientos de España comprendidos en la mismas, y disponiendo que en lo sucesivo se designen con los nombres con que figuran en la relación que se publica

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS

EXPOSICIÓN

SEÑOR La Real Sociedad Geográfica ha realizado prolijo y meditado estudio para la reforma de la Nomenclatura geográfica de España, por estimar de conveniencia y verdadera utilidad el cambio de denominación de las entidades de población cabezas de distrito municipal, a fin de que desaparezca la extraordinaria y lamentable confusión originada por el hecho de existir, entre los 9.266 Ayuntamientos que constituyen la Nación, mas do 1.020 con idénticos nombres, y estos sin calificativo ni aditamento alguno que !os distinga

Al acometer dicha Real Sociedad labor tan importante y meritoria, háse atenido a bases ó reglas generales que imprimiesen á la obra unidad de criterio, limitándola en lo posible y procurando que afectara al menor numero de localidades, dejando intacto el nombre actual a las poblaciones de mayor categoría administrativa, como las capitales de provincia, cabezas de partido judicial y las de mayor numero de habitantes, y variando los de aquellas entidades de población cuyo numero de vecinos es menor que el de sus homónimas, procurando que al calificativo que se asigna no sea arbitrario, sino el que la tradición, el uso ó los afectos de cada localidad vienen consagrando, y teniendo también presentes los antecedentes históricos, circunstancias especiales del terreno, etc.,, y con especial predilección las palabras que expresan nombre de corriente de agua, de la montaña, del territorio  de la particularidad geográfica, en fin en cuyas cercanías ó dentro del cual se halle enclavado el Ayuntamiento o población cuyo nombre propone modificar, habida cuenta del carácter de perpetuidad del accidente que califique y distinga al pueblo de que se trate, a fin de que lleve consigo la casi inmutabilidad de su nueva designación.

En los Ayuntamientos conocidos con dos nombres ha eliminado uno de ellos, y en los que llevan las palabras junto a las ha sustituido por la partícula de la expresada Sociedad Geográfica ha consultado y obtenido favorable informe respecto á la indicada reforma de las Direcciones Generales de Correos y Telégrafos, del Instituto a Geográfico y Estadístico, de los Registros Civil, de la Propiedad y del Notariado, de los Depósitos de la Guerra é Hidrográfico y de las Diputaciones Provinciales respectivas.

En atención a lo expuesto, el Ministro que suscribe tiene el honor de elevar á la sanción de V.M. el adjunto proyecto de Real decreto.

Madrid, 27 de junio de 1916:

SEÑOR :

A. L. R. P. de V. M., Conde de Romanones

REAL DECRETO .

De conformidad con el Presidente de Mi Consejo de Ministros; de acuerdo con el mismo Consejo y con el parecer de la Comisión permanente del Consejo de Estado,

Vengo en aprobar la reforma propuesta por la Real Sociedad Geográfica, cambiando de denominación de los 573 Ayuntamientos de España en aquella comprendidos, los cuales en lo sucesivo, se designaran con los nombres que especifica la siguiente relacion. que se insertan en la Gaceta de Madrid, Boletines Provinciales y Publicaciones oficiales de los Departamentos ministeriales.

PROVINCIA DE CÁCERES

Aldea del Obispo, partido de Trujillo, se llamará Aldea de Trujillo.

Aldehuela, partido de Plasencia, se llamara Aldehuela del Jerte

Cabañas, partido de Lograsan, se llamara Cabañas del Castillo

Cabezuela, partido de Plasencia, se llamara Cabezuela de la Sierra.

Campo, partido de Coria, se llamara Campo de Alcántara.

Casares, partido de Hervás, se llamara Casares de las Hurdes.

Casas del Puerto, partido de Navalmoral de la Mata, se llamara Casas de Miravete.

Casillas, partido de Coria, se llamara Casillas de Coria.

Conquista, partido de Trujillo, se llamara Conquista de la Sierra.

Fresnedoso, partido de Navalmoral de la Mata, se llamara Fresnedoso de Ibor.

Oliva, partido de Plasencia, se llamara Oliva de Plasencia.

Pedroso, partido de Garrovillas, se llamara Pedroso de Acim.

Perales; partido  de Hoyos, se llamara Perales del Puerto.

Pozuelo, partido de Coria, se llamara Pozuelo de Zarzon.

Santa Marta, partido de Trujillo, se llamara Santa Marta de Magasca.

Segura, partido de Hervás, se llamara Segura de Toro.

Tejeda, partido de Plasencia, se llamara Tejeda de Tietar.

Valdecañas, partido de Navalmoral de la Mata, se llamará Valdecañas de Tajo.

Valdelacasa, partido de Navalmoral de la Mata, se llamará Valdelacasa de Tajo.

Viilasbuenas, partido de Hoyos, se llamará Villasbuenas de Gata.


    Del Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura, Partido de Coria, realizado con fecha 17 de junio de 1791, paginas 31 a 28, se desprende lo siguiente:

    "Informe Partido de Coria. Ynforme compreensivo de las observaciones [...] (perte)necientes al Partido de Coria.

    Este partido segun su asignacion se halla en la mayor parte mui montuoso y escabroso, con expecialidad por lo que respecta a las villas de Santa Cruz, Villanueva y todo lo que llaman las Urdes, cuyos caminos son malos e intransitables, algunas dehesas mui cerradas capaces por lo mismo de ocultar quadrillas de facinerosos y mui dificiles (por orden regular) de su apertura y desmonte por la infelicidad de los pueblos y falta de havitantes, siendo asi que se hallan muchos vestigios que acreditan haver sido populosos, cuya decadencia se atribuye a la falta de cultivo, en unas parte por no aver quien lo haga y en otras por no poderse romper sin facultad real.

    Al mismo tiempo que se observa montuoso el terreno, se advierte en el una proponsion natural a la producion de arboles, que con mediana aplicazion de los naturales se fomentaria en summo grado y por lo propio es doloroso que por aquellos no se conserven, aumente y aposte; toda esta falta de industria y aplicacion consiste en la de los pocos medios de los havitantes, pues como escasos de tierra para la labor que es [...] havia de fomentar, les falta lo preciso (para) ello.

    En los pueblos donde tienen este beneficio devia ponerse el mayor cuidado para la limpia y conservacion de los arboles, como tambien para los apostos, procurando las justicias respectivas de lo uno y de lo otro, y precisandolas a que cada quarto meses remitiesen testimonios de lo que se adelantava, aperciviendolas que en caso de omision o queja se les castigaria con el rigor que mereciese su desobediencia.

    General es el lamento de quasi la mayor parte de este partido en lo malo e intransitable de los caminos, pues a excepcion de los de la jurisdizion de Coria con dificultad se halla paso bueno, y se podia remediar en parte este perjuicio tan considerable preceptuando a las justicias que cuidasen de su composicion, por medio de apremio al vecindario con un jornal por vecino cada dos o tres meses, pues nada podia perjudicarles y el adelantamiento seria mui bentajoso.

    Los mas de los pueblos estan incultos y no civilizados, tan rudos e ignorantes que aun carecen de los primeros rudimentos, procediendo todo esto y la falta de aplicacion por carecer de maestros de primeras letras, por que con dificultad se halla uno entre muchos lugares, y como sin este preciso requisito no pueden cultivarse aquellos entendimientos rudos, crian sin discernimento y nunca pueden [...], distinguir lo que fuese mas bentajoso [...], redundando de esto crecido perjuicio al vecin(dario) no solo en carecer de un beneficio tan util, si tam(bien) por que como siempre buscan para los empleos de justicia personas que sepan leer y escrivir por serles forzoso a causa de la cobranza de devitos reales y otras varias cosas que se les agregan, con dificultad salen los empleos de aquella de entre parientes o amigos y paniaguados, siguiendose perjuicio considerable a todos los demas vecinos, pues aquellos miran unos por otros y nunca se adrninistra justicia con la rectitud que es devida; todo lo qual tendria conocido remedio en haviendo personas aptas para dichos empleos, por medio de tener algun conocimiento en estas materias.

    Calles, positos, mesones y carceles se hallan en deplorable estado en los mas pueblos, pues las primeras estaran precisamente intransitables en tiempo de llubia, los segundos estan amenazando ruina en varios pueblos del partido, que de necesidad piden pronto remedio para evitar sea mayor el dano, y las terceras y quartas ademas de lo penoso y poco seguras hay muchos lugares que carecen de carcel y quando se ofrece sirve la casa de un vezino particular; todo lo qual pedia tambien pronto remedio.

    Se observan vestigios en algunos pueblos, [...] sido bastante crecidos y aun oy dia pudieran fomentarse sus moradores con visible beneficio a la corona con solo concederles algunas tierras que se hallan incultas y nada producen, pues las podian plantar de viñedo u olivos haciendo este ramo de agricultura ventajoso, pero se detienen y no pueden hacerlo por ser de capellanias y fundaciones; estas tierras se beneficiarian, verificandose otra Real Orden como la que se digno expedir Nuestro Catholico Monarca al principio de su reynado para los solares de casas arruinadas, pues de este modo si los dueños de aquellas bien fuesen de mayorazgo o bien de capellanias, fundaciones piadosas no las plantasen, lo harian los vezinos sin mas dispendio de costas para la obtenzion de licecia que la de recurrir a la justicia ordinaria, por quien se le concederia en caso de no hacerlo los dueños que percivirian algun leve canon o pension por el directo dominio; de este modo se verificaria utilidad a ia fundazion que nada percive en el dia, a la causa publica por el interes que se le seguiria y a Dios y al Rey por los diezmos y tercias reales que no perciven, cesando de este modo la desidia e inaplicazion de los naturales de referidos pueblos.

    En los nominados Acebo, Aldeanueva de Camino, Aldeguela de Galisteo y otros muchos que tienen rios de continuo curso o riveras [...] (pu)dieran establecerse y fomentarse [...] la composicion de generos de curtidos, ze(quias) para riegos y otras fabricas, que ademas de ayudar a los moradores y a los de los lugares comarcanos para su subsistencia, produgesen beneficio a todo el resto de la provincia, pues desde luego pueden prometerse estas ventajas mediante la abundancia de agua que se advierte en algunos de los expresados lugares, porcion de leña y comodidad del terreno para muchos destinos utiles y beneficiosos.

    Con motivo de los expuestos rios y riveras sufren mucho perjuicio los moradores de expresado terreno en la falta de puentes, pues en muchas partes no los haya y en otras son malos e intransitables, lo que da causa a continuas desgracias en los ymbiernos lloviosos y pudieran evitarse con facilidad por no ser los costos de la mayor consideracion.

    En la ciudad de Coria se hallan contigua a sus paredes un famoso puente de buena construccion y de la mayor firmeza, pero inutil a causa de ser necesario pasar el Rio Alagon (en) barca, a causa de estar aquella en estado y situacion de no coger el rio y sus aguas sino en mui poca porcion en tiempo de extraordinarias llubias; suceden continuas desgracias en dicha barca y son crecidos los perjuicios que sufren quantos tiene que pasar a dicha ciudad en los costos de la barca y muchas veces detenzion; todo lo qual se podia evitar advitriando algun medio para debolber al rio al curso antiguo y que entrase por el puente, para lo qual reiteradas veces se han tomado reglas y medidas, segun y de la forma que con bastante individualidad se contiene en el expediente respectivo a esta ciudad.

    No obstante lo penoso e intransitable de la mayor parte del terreno de este partido, no dejan de advertirse muchas dehesas que pudieran producir mas que lo que se experimenta en la actualidad, no solamente para la lavor, sino tambien para la cria, aumento y conservacion de ganados lanares y bacunos y aun cabrios, por que en muchas partes carecen de tierras para labrar los vecinos, aunque las tienen en su circuito o jurisdicion pero con la prohivicion de poderse romper, por cuya causa se hallan montuosas e impastables, lo que cesaria concediendose la com[...] para labrarla, aunque fuese en quatro [...], cuyo modo se veneficiaba al comun de labradores y ademas se reducia a pasto un terreno infructifero y que nada produce en la actualidad, en otras carecen absolutamente de ellas y aunque les sobran a particulares, o prefieren a los de extrano suelo, o no tienen facultades para labrarlas por la expuesta prohivicion; y por estos causales se halla decaido el ramo de la labor con conocido perjuicio del pasto de los ganados, pues nunca se aprovecha con tanto numero de cavezas como se haria si estubieran en labor, por que el monte pardo que crian las inutiliza para este efecto y las queda sin producir cosa alguna, sin que aquel sirva para ningun ministerio o uso de los moradores del terreno.

    Pide la mayor atencion el cuidado y custodia de los papeles de los archivos, por que se experimenta en la formalidad de estos una total desordinacion en quasi todos los pueblos, en la mayor parte de ellos se carece de archivos donde custodiarlos y en donde los hay se hallan sin Haves, orden, ni rejimen, a disposicion de todos los concejales y con facultades para manejarlos a su advitrio y disposicion, de lo que resulta mucho perjuicio por el extravio, haviendo pueblos donde se hallan repartidos en diferentes casas particulares y expuestos por lo mismo a su destrucion.

    Mucho del terreno pudiera hacerse fructifero fuera de el para la labor y pastos, y sin perjudicar a estos, con solo conceder licencia a los vecinos paia enjertar los muchos azauches que se hallan en diferentes dehesas, pues siendo un arbol que su fruto de nada sirve con facilidad se hacian olivos y su fruto era mui bentajoso y beneficioso a todos los havitantes; estos arboles estan en dehesas, o bien del comun y que su aprovechamiento es para todo el vecindario, sin que particular alguno tenga cierta porcion a que poder llamar suya, o en dehesas vinculadas de dominio particular, pero ni a los unos ni a los otros se perjudicava en la composicion y conservacion de ellos, antes si recivirian beneficio transcendental a la causa publica, diezmos e intereses reales con solo conceder facultad y licencia para aquella, con la condicion de que no cercasen los arboles por no perjudicar al dueño en los pastos o labor y de que se pagase cierto canon o pension por cada cincuenta o cien pies, de cuyo modo percivia estas utilidades de las que carece oy, frutificavan unos arboles inutiles, se bonificava el propietario dueño de ellos, tenian los convecinos esta mayor ramo, se devengavan mayores diezmos y alcavalas, en las ventas de todo to qual se carece en la actualidad.

    La Alberca, Hoyos, El Pino y Zarza de Granada se quejan en sumo arado de la necesidad notable de zementerios, por que las yglesias son estrechas y malproporcionadas, y causan mucha ediondez en tiempo de verano.

    En los lugares de Aldeguela y Calzadilla tienen suma necesidad de tierras para labor, en el primero podian hacerlo de la dehesa de propios y en el segundo se quejan no solo de que los vecinos de Casas de Don Gomez viene a labrar por mitad con ella la Dehesa de las Monjas de Santa Clara de Astorga, siendo asi que lo podian hacer ellos solo y escusavan muchas riñas y controversias, sino tambien de que el lugar de los Hoyos con siniestros informes pidi6 un terreno comunero para labrar y no to ejecutan, solo se aprovechan del valor de yervas y bellotas las justicias que to dan en arriendo, sin aver dado quenta, ni saverse la inversion de estros productos, sirviendo por el mucho monte e inculto de este terreno para abrigo de ladrones y contravandistas.

    Ygual queja que la de Calzadilla para con los Hoyos tienen Huelaga y el Guijo de Coria, pues refieren lo mismo y que han quedado arruinados y perdidos los demas lugares comuneros con la donacion de dicho terreno, y el insignuado lugar de los Hoyos comprueva referida queja de los demas, manifestando ser cierto y que se causa mala versacion en los caudales publicos entre ellos mismos con pleytos y discordias.

    Santa Cruz de Paniagua sufre ygual perjuicio por la mala versacion de caudales publicos y aun se queja de la falta de administracion de justicia, pues no se determinan a hacerla a causa de que luego se vengan en talarles las heredades.

    Holguera padece falta de tierras para labrar y desea ser preferido en el arrendamiento de un terreno propio del cavildo de Coria, que se arrienda para pasto a los mesteños.

    No hay pueblo en este partido que no sean sus moradores dedicados a la cria de colmenas, como ramo que es esencial y beneficioso a toda la nacion, pero sus animos estan tibios y decaidos, motivo por que se halla en suma decadencia, quasi perdido del todo; en el lugar de la Alberca, que se compone de 358 vecinos, tenian estos en el presente siglo 16 mil colmenas y en la actualidad no llegan a 4 mil, la causa de ello en este y los demas lugares del partido es no solamente los continuos fuegos que las devoran por el mucho pasto y monte de las dehesas no beneficiadas y cultivadas, si tambien por los reiterados hurtos que ban experimentado y experimentan a cada paso, siendo los autores.de ellos por voz publica y general los vecinos de las villas de Zeclavin y Zarza, que las descorchan y matan para aprovecharse de la zera que en si contienen, no hay pueblo que no se queje de ellos y con justa razon, pues siendo un delito de tan severo castigo es su comun uso exercitarse en el, sin que pueda ser bastante para contenerlos otro medio que el de la prohivicion de que traten en cera de ningun genero vajo de graves y severas penas, de cuyo modo se conseguiria no solo bolber a su primitivo estado este precioso ramo, sino tambien el contener a los de Zeclavin y Zarza en el contravando cortandoles los medios de que se valen, segun con la mayor individualidad esta referido separadamente en el expediente que lo compreende.

    Los vicios e inclinaciones de los havitantes de este partido no son de los de mayor cuidado, pues quando mas se advierte algun exceso en el vino aunque no en todos los pueblos, y si se advierte generalmente mucha falta de aplicacion al travajo fuera de los tiempos de la labor y estan sin emplearse en nada la mayor parte del año a pretexto de no tener en que ejercitarse, motivo por que estan constituidos la mayor parte en una summa miseria.

Cazeres y junio 17 del 1791. Francisco Xavier de Contreras.

Libro de inventario (por el orden alphabetico) de los pueblos comprendidos en el partido de Coria, desde Tajo a dicha ciudad, visitados por el Señor Don Francisco Xavier de Contreras, oidor de la Real Audiencia de la provincia de Estremadura.

A.
Abadia. Folio 1l.
Acevo. 1.
Aldeanueva del Camino
(parte de abajo). 1l.
Aigal. 1.
Aceytuna. 2.
Aldegiiela. 2.
Alberca. 2.

B.
Baldeobispo. 2.
Bronco. 3.

C.
Caminomorisco. 3. Casar de Palomero. 3. Calzadilla. 3.
Casas de Don Gomez. 4.
Coria. 4.
Casillas. 4.
Cachorilla. 4.
Carcaboso. 5.

G.
Granadilla. 5.
Granja. 5.
Guijo de Granadilla. 5.
Guijo de Coria. 6.
Guijo de Galisteo. 6.
Galisteo. 6.

H.
Holguera. 6.
Huelaga. 7.
Hoyos. 7.

M.
Mohedas. 7.
Morcillo. 7.
Montehermoso. 8.
Marchagaz. 8.

N.
Nuñomoral. 8.

P
Pino. 8.
Pozuelo. 9.
Palomero. 9.
Perales. 9.
Portaje. 9.
Pescueza. 10.
Pedroso. 10.

R.
Rivera de Obeja. 10.
Riolobos. 10.

S.
Sotoserrano. 11.
Santivañez. 11.
Santa Cruz de Paniagua. 11.

T
Torrejoncillo. 11.

V

Villanueva de la Sierra. 12.

Z.
Zarza. 12.
Zerezo. 12."


    Según Pascual Madoz, en el año 1847 en su Diccionario Geográfico Estadístico Histórico, en su tomo VII, era:

   "CORIA : diócesis sufragánea del arzobispado de Santiago, provincia de Cáceres. Confina al N. con las diócesis de Salamanca y Ciudad-Rodrigo ; E. con la de Plasencia; S. con la de Badajoz y priorato de San Marcos de León, y O. con la de Ciudad-Rodrigo y reino de Portugal.

    Tiene una estension de 140 leguas de circunferencia, cuyo diámetro de N. á S. es de 40 leguas desde Alborea á la Puebla de Obando , y 14 de E. á O. desde Holguera hasta Cilleros, ocupando la cap. aproximadamente el punto céntrico de ambas líneas. Todos los pueblos del obispado. son de la provincia civil de Cáceres, á escepcion de 13, de los 14 que componen el arciprestazgo de Montemayor, y 2 del de Granadilla que pertenecen á la de Salamanca. En el distrito de este obispado está enclavado el priorato de Alcántara, perteneciente á la Orden militar del mismo título, sobre cuya dependencia hemos dicho ya lo bastante en el articulo Alcántara, (priorato V.), y debemos hacer presente para la mejor inteligencia del estado que entonces presentamos , que no todos los pueblos en él contenidos como pertenecientes al priorato de Alcántara, son de los enclavados en la diócesis de Coria: á esta solo corresponden los 2 arciprestazgos de Alcántara y Valencia de Alcántara  cuyos pueblos son los siguientes:

   Arciprestazgo de Alcántara. Alcántara, Brozas, Carbajo, Ceclabin , Estorninos, Herreruela, Mata, Membrio, Navas del Madroño, Piedra albas, Salorino, Villa del Rey y Zarza la mayor.

   Arciprestazgo de Valencia.Cedillo, Herrera, Pino de Valencia, Santiago de Carbajo, San Vicente y Valencia de Aleantara. Los demás pueblos de aquel estado corresponden á los prioratos de Magacela, Rollan y Zalamea de la misma orden, de los que se hablará en sus art.

    Otros pueblos hay, que aunque pertenecientes á las Ordenes militares, dependen de la jurisdiccion ordinaria del diocesano, no diferenciándose de los propios de la diócesis, sino en la provisión de curatos, que se hace por S. M. , previa oposición ante el tribunal especial de las mismas : estos pueblos están agregados al arciprestazgo de Coria en cuyo art. se espresarán : por último, en el arciprestazgo de Granadilla hay 8 parroquias rurales, que no pertenecen á pueblos determinados, sino que hallándose la poblacion dispersa en 45 alquerias que componen 5 ayuntamientos ó concejos; las parroquias abrazan cierto número de estas alquerias sin sujeción á la división municipal: de estas 8 parrooquias, las 7 corresponden á la provincia de Cáceres en el territorio de las Hurdes, y la restante, que es la de Martinebron , á la prov. de Salamanca.

    No hay en este obispado patronato alguno, pues todos sus curatos, salvos los que hemos indicado, se proveen, precedido el concurso general, á propuesta del prelado en terna, por S. M. los vacantes en los meses llamados del rey, y por el mismo prelado los que vacan en los meses llamados del ordinario; sin embargo de esto , el señor duque de Frías pretende el patronato dé los curatos de la vicaria de Garrovillas; pero los prelados de Coria han resistido siempre tal patronato, y estaba mandado por la Cámara de Castilla suspender la presentación que hiciera dicho señor duque para estos curatos. La diócesis está dividida para su gobierno ecclesiastico en 5 arciprestazgos y una vicaria, cuyas cap., número de pueblos y parr. que cuenta cada uno, personal y categoría de los curatos, resultan del estado puesto al final de este art.: al mismo se agregan los 2 arciprestazgos del priorato de Alcántara para presentar el complemento que el dioc. pretende, y debemos advertir que en ellos no aparecen, ni el número de santuarios, ni el todo del personal ecl. por carecer de este dato los papeles oficiales que tenemos á la vista, lo cual procuraremos suplir en los art. descriptivos de cada una de las poblaciones.

    El origen de este obispado se remonta al año 338 de nuestra era en el que el gran Constantino con el pontifice San Silvestre, dividieron á España en 6 arz., é hicieron á Coria sufragáneo de Mérida: desde principios del siglo I V hasta el año 589, no hay memoria de los ob. de esta silla, pero en el acta del concilio III de Toledo, firmó Laquinto, como obispo de esta dióc. y en el año 675 bajo el reinado de Wamba, se señalaron sus límites. Sometido á la dominación sarracena, fué restaurado por D. Alonso VII en 1142. La Sta. igl. catedral se compone de 11 dignidades, 15 canónigos, 6 racioneros, 6 medios racioneros, 1 beneficio curado , y competente número de capellanes de coro: las dignidades se titulan deán, tesorero , arcediano de Coria , arcediano de Valencia de Alcántara, prior, y arcipreste de Coria y Calzadilla ; chantre, arcediano de Cáceres, arcediano de Galisteo, maestrescuelas, y arcediano de Alcántara. El tribunal eccl. consta del provisor y vicario general, fiscal, 2 notarios y 3 procuradores, que son los mismos que sirven el juzgado ordinario : en la c. de Cáceres hay un vicario foráneo : conoce el tribunal en primera instancia de los negocios eccl. de la dióc. y en apelación de los del priorato de Alcántara, y su superior es el juez metropolitano de Salamanca.

    Para concluir este art. presentamos los estados siguientes, que demuestran las alteraciones de los pueblos del ob. en las épocas que se designan.

    Segun relación del obispo de esta diocesis remitida al Gobierno en 21 de marzo de 1588, aparecen los datos siguientes :

PILAS. VECINOS

Arciprestazgo de Cáceres. . . . 14 .... 4355

Arciprestazgo de Coria.... 34 ... 7236

Arciprestazgo de Galisteo.. . . 11 ... 1769

Arciprestazgo de Granadilla. .... 20 ... 2616

Arciprestazgo de Montemayor.... 12 ... 1220

Vicaria de Garrovillas .... 5 .... 1420

Orden de Alcántara.

Arciprestazgo de Alcántara. . . 15.... 5457

Arciprestazgo de Valencia. . . . 6 ... 2410

Total   117     26,523

    Por ultimo, el actual Excmo. obispo de la diócesis dirigió al Gobierno en 31 de marzo de 1844, y el tribunal de las Ordenes en 7 de abril de 1845, las noticias de sus respectivas dependencias de las que hemos sacado el estado actual de la Diocesis de Coria

    La poblacion actual de la diócesis según la señalada por la matricula catastral de 1842, a cada uno de los pueblos de la misma, en la que se incluyen los del priorato de Alcántara, asciende á 32,471 vecinos, 184,818 almas

    CORIA: arciprestrazgo de la diócesis de Coria, provincia de Caceres: es una de las dignidades de esta Santa Igl. cal. con el titulo de Arcipreste de Coria y Calzadilla , pero sin facultades especiales; los pueblos de este arciprestrazgo, número de sus parr. y categorías de los curatos, resultan del estado siguiente.

    Coria, Acebo, Cachorrilla, Calzadilla, Casas de don Gomez, Casillas, Guijo de Coria, Hoyos, Huelaga, Morcillo, Pedroso, Pescueza, Portazgo, Perales, Santa Cruz de Paniagua, Torrejoncillo, Villanueva de la Sierra

    Ademas de estos pueblos están enclavados en el mismo asciprestrazgo y dióc. los siguientes, los cuales pertenecen á las ordenes militares , y no se diferencian de los de esta dióc.sino en que sus curatos se proeen por S. M. como gran Maestre, precedido el concurso celebrado ante el tribunal especial de las mismas órdenes.

    Acebuche, Arco, Cadalso, Campo, Cilleros, Gata, Hernán Pérez, Moraleja, Portezuelo, Santibañez el Alto, Torre de Don Miguel.


   CORIA : partido judicial de ascenso, en la provincia y audiencia territorial de Cáceres, diócesis de su nombre, capitania general de Estremadura: se compone de una ciudad 3 villas, 14 lugares que forman 17 ayuntamientos en 18 poblaciones siendo de notar que el pueblo que carece de ayuntamiento es la villa de Grimaldo , que por su corto vecindario es pedánea del de Holguera: los nombres de cada uno de los pueblos, su estadística municipal, la que se refiere al reemplazo del ejército, riq. imp. y contr. que se pagan, resultan del siguiente

    Cachorrilla, Calzadilla, Campo, Casas de D. Gómez. Casillas, Coria, Guijo de Coria, Guijo de Galisteo. Holgüera, Huélaga, Moraleja, Morcillo, Pescueza, Portage, Pozuelo, Riolobos,Torrejoncillo.

    Situado á la derecha del Tajo (5 leguas ) , reinan los vientos N . y E . con un estado atmosférico despejado ordinariamente y sereno: Clima templado y muy cálido en el estio, y se padecen tercianas. Confina al N . con el partido de Hoyos; E. los de Granadilla y Plasencia ; S. Garrovillas, y O. Alcántara; su estensión de N . á S. en sus mas remotos ó distantes puntos, es de 6 1/2 á 7 leguas, y de E. á O . de 5 1/2 á 6. Todo su terreno es bastante desigual, cruzándole en todas direcciones cordilleras y cerros de naturaleza semejante entre sí: las colinas principales que se hallan formando cordillera son : las que se estienden de N. á S. trazando los planos sobre que se encuentran los lugares de Casas de Don Gómez y Casillas, y se hallan al O. del partido; las que en el centro de él se estienden de O. á N E . formando un ángulo en O . ,donde se encuentran y confunden con las anteriores; sobre una de estas se halla la ciudad de Coria: otras en igual dirección que se reúnen en el mismo punto occidental, dando entre las 3 paso al Alagon, que las corta después de caminar por entre estas dos últimas, distantes en los puntos que mas se separan, 25 minutos. De S. á N . desde la Sierra de Santa Marina hasta el lugar de Torrejoncillo , en la parte meridional del partido, hay otra colina de diferentes altitudes ; de E . á O. y en la parte septentrional están los cuestos de Calzadilla ; al E. y corriendo de N . á S. los llamados de Marifrauca, hacia cuyo punto las colinas son mucho mas numerosas; pero ni unas ni otras tienen enlaces visibles con los grandes ramales que cruzan la provincia, aunque bien puedan creerse estribos ó dependencias de las mismas en sus ramificaciones. de las sierras de Gata y del Portezuelo (V. Caceres prov.). Entre unas y otras cordilleras existen en varios puntos, superficies planas de mas ó menos ostensión, entre las que se enumeran como principales, la vega por donde cruza el rio Alagon y la de Malladas. La naturaleza del Terreno es gredosa en parages, pedregosa y de miga en otros, sin que se encuentren canteras sino de pizarra, que es la que mas abunda en todos los cerros , y una sola de piedra berroqueña hacia el Guijo de Coria; en las inmediaciones de Portage al S. del rio Alagon, se beneficia una mina de plomo. Las tierras son feraces y aunque entre ellas haya diferencia en calidad , se nota bien aquella circunstancia si se cotejan con las de otros puntos en circunstancias y casos dados. En todas direcciones se encuentran montes de encina y algún alcornoque, que en varios sitios producen espesuras por los muchos carrascos que originan, las cuales hacen peligrosos los tránsitos de unos á otros pueblos: se cuentan hasta 12,557 fanegas de monte esparcidas irregularmente en el ámbito del partido.

    Ríos. El Alagon es el principal del partido entra en su jurisdiccion por el lado E. por el término de Riolobos dejando á este pueblo sobre 1/2 legua á la izquierda: continúan sus aguas bañando por el mismo punto los términos de Torrejoncillo á 1/4 , Portage 1/2, Pescueza 1/4, Cachorrilla 1/ 2 , y por la derecha los del Guijo de Galisteo 1/2, Morcillo 1/2, Coria 1/2 cuarto y Casillas 1/2 leg.

    La cantidad de sus aguas no es una, pues varia en una misma estación según las muchas o pocas lluvias: en general es caudaloso en invierno, pues apesar de tener su álveo, mientras atraviesa el partido judicial por medio de una ancha y espaciosa vega, no consiente ser vadeado en esta estación : en épocas de copiosas lluvias, ó en las que se deshacen nieves de las sierras que atraviesa ó baña, se desborda en varios brazos que vuelven á unirse con él en la misma vega, siendo entonces admirable y grata la vista que forma tan gran cantidad de aguas, que se presentan ya reunidas en una estension prodigiosa, ó ya separadas en rios que confluyen cutre sí con muchas y variadas isletas, ciñéndose y volviendo á su cauce tan luego como las lluvias han cesado , ó las nieves han dejado de deshacerse.

    Como la mayor parte de los arroyos del partido son de avenida, poco podemos decir sobre ellos; todos mueren en el Alagon,. contándose por N. la ribera de Morcillo, los arroyos de Porras, Porquerizas, Rey, Rosales, Perteguero é Higueras, unidos poco antes, Ventosa , Pilas y Gamo; y por el S. el denominado de Riolobos, la ribera Fresnedosa y algunos otros insignificantes. El Arrago es otro rio que entra en el partido que describimos por N. y término de la villa del Campo , que deslinda al O. Le deja á la izquierda su corriente y se halla á 3/4 leguas de distancia; al mismo lado estan Calzadilla 1/4 , Huélaga 1/4, Casas de Don Gómez 1/2 , y á la derecha Moraleja 1/2 legua: cuyos términos jurisdiccionales ya cruza, ya deslinda por algún punto cardinal. La cantidad de sus aguas es considerable en tiempos de lluvias continuadas, siendo en general poco caudaloso y permitiendo vados casi en todos los puntos: se le incorporan por N. la ribera de Gata y arroyo Fresnedoso, y por S. unidos, Trasgas y Pedroso, Patona y Galapagar, Parras, Tinajas y Malladas, y por último Valgallego : sobre él y en la unión de los términos de Moraleja y Casas de Don Gómez, se hallan los arranques del único puente, que hasta el día ha habido, llamado Gata; para su recomposición se han arbitrado fondos en alguna ocasión, sin que nunca baya tenido efecto a pesar de la necesidad.

   Caminos y Correos. Los caminos que por el partido cruzan son todos de herradura, y aunque transitan carros por ellos, tienen que separarse algunas veces para buscar un terreno que les sea practicable; en otros puntos se hallan casi interceptados por la espesura del monte, y son harto peligrosos y espuestos : su dirección es de unos pueblos á otros, y en estos hay algunas posadas ó mesones que no ofrecen ni comodidad ni espacio para tal destino: la escasez de viageros hace que no se aumenten ni mejoren. La correspondencia se recoge en Coria por casi todos los pueblos del partido.

   Producciones. Abundantes cereales de toda especie; aceites de buena calidad; vinos muy espirituosos, algunas frutas, poco lino, miel, cera y legumbres; plantios solo se conocen de olivos, vides y encinas, aunque mas bien que á aumentar su número se reducen á reponer las que se pierden: los montes y carrascales producen abundante bellota, que mantiene gran número de ganado de cerda y dan también lo suficiente para leña, carbón y madera para los aperos de labranza: las yerbas de pasto son principalmente la grama y magarza; las medicinales mas conocidas son la cicuta en bastante cantidad, oscila, achicorias y fumaria; se mantiene ganado vacuno, de carga mayor y menor y algún potro, y se escria abundante casa de todas clases y mucha pesca en los r. principalmente en el Alagon.

   Industria, Comercio y Ferias. La industria agrícola es la que mas brazos emplea; conociéndose la fabril y mercantil, para proporcionar soló lo necesario á sostener aquella y á cubrir las mas perentorias necesidades; asi, pues, encontramos aceñas y molinos harineros ó de aceite, telares de lienzos y las fábricas de paños pardos de Torrejoncillo y el Campo: el precio de los jornales para trabajos agrónomos en invierno es de 3 rs. y en verano 5 , fluctuando entre la diferencia de estas cantidades en las estaciones intermedias: para los fabriles en todas es de 8 rs.próximamente. Los géneros que se esportan, son los granos, los cuales algunas veces se conducen á Portugal; salen también algunos aceites y se importan azúcares, telas de seda y algodon , paños linos, herrage y todos los art. necesarios para los oficios mecánicos: se celebran 3 ferias, las 2 en la cabeza del partido la otra en el santuario de Arageme, término de la misma ciudad : los ganados son los que en ellas constituyen las especulaciones principales, y secundariamente se trafica en quincalla, telas de algodón y seda, paños, cerrageria, buhonería, aperos de, labor y algunos otros : mercados hay solo en la ciudad y este insignificante.

   Costumbres. Se nota poca actividad y bastante miseria por el abandono en que viven todas las clases, y sobre todo lo que mas se echa de ver , es poquísima ilustración , aunque es bastante la fuerza de imaginación de los naturales.

   Estadistica Criminal. Los acusados en este partido judicial en el año 1843 fueron 54 ; de los que resultaron absueltos de la instancia 8 , y libremente o; penados presentes 31 , contumaces 6 , reincidentes en el mismo delito 9 y 6 en otro diferente; de los procesados 8 contaban de 10 á 20 años de edad; 33 de 20 á 40 , y 7 de 40 en adelante; 48 eran hombres y 0 mujeres; 21 solteros y 27 casados; 20 sabían leer y escribir y 28 carecían de toda instrucción ; 5 ejercían profesión científica ó arte liberal y 43 artes mecánicas. De los 6 reos prófugos se ignoran la edad, estado , educación y ejercicio en que se ocupaban.

    En el mismo periodo se perpetraron 46 delitos de homicidio y de heridas; 1 con arma de fuego de uso lícito; 3 con armas blancas permitidas; 4 con instrumentos contundentes, y los restantes 38 con otros instrumentos ó medios no espresados."


    La comarca agraria de Coria está situada en el extremo Noroccidental de Extremadura. Los límites geográficos son: al S la barrera natural del río Tajo; al N la divisoria de aguas de la Sierra de Gata (provincia de Salamanca); al O, la línea artificial que separa España de Portugal, la frontera trazada por el río Eljas. Está compuesta por 37 municipios que suman una extensión de 2.323,9 km2, y 52.885 hab. Lógicamente, de ello resulta una densidad muy baja, 22,75 hab./km2, inferior a la media regional.

    La comarca se divide en varias zonas; en el borde septentrional es muy abrupta, donde se encuentran las máximas altitudes de la Sierra de Gata. Son muchos los lugares donde se superan los 1.000 m. de alt. como en el cerro de Jalama (1.492 m.), el pico de Jañona (1.367 m.), el Espinazo (1.332 m.), etc. Esta zona constituiría el peldaño más elevado, entre 500 y 1.500 m., compuesta por relieves residuales de rocas duras que han resistido mejor a los procesos erosivos.

    El segundo peldaño lo configura la superficie situada entre los 400 y 500 m. de alt., que puede considerarse como el piedemonte meridional de la Sierra. El tercer escalón lo conforma la zona comprendida entre los 240 y 325 m. donde se depositan los derrubios aluviales procedentes de los dos anteriores peldaños.

   Las zonas que tienen una topografía: más quebrada son las sierras del Sistema Central y los riveros del río Eljas s la zona baja del río Alagón, que describen fuertes pendientes debido al encajamiento de esa red fluvial sobre las pizarras de la penillanura, cuando tratan de alcanzar el nivel de base impuesto por el río Tajo. Las principales corrientes de agua las constituyen los ríos Alagón, Arrago y sus afluentes.

    Por la cuenca del río Alagón se extienden las suelos de tipo aluvial y los policíclicos rojos y pardo amarillentos. La zona de penillanura está cubierta por suelos de tierra parda meridional sobre pizarras. y en las proximidades de la frontera, sobre granito.

   Valle del Alagón. abierto y férti que toma el nombre del río que atraviesa horizontalmente la comarca y, baña sus vegas, presenta un amplio abanico de paisajes, desde la genuina dehesa arbolada en la que pastan algunas de las más reputadas ganaderías de reses bravas del país hasta las llanas y ricas huertas en las que se cultivan tabaco, pimientos, pepinos, coles y una variada gama de hortalizas y frutas.

    Toda un amplio conglomerado de formas y colores que animan al viajero en su recorrido por estas tierras en las que el agua está permanentemente presente. Rodeada de embalses periféricos, Borbollón. Montehermoso, Valdeobispo, Portaje y Torrejoncillo. y de caudalosos ríos, entre los que. además del Alagón, hay que citar el Árrago. Jerte y la Ribera de la Fresnedosa. la comarca ofrece al visitante numerosos atractivos para la práctica de la pesca y de los deportes náuticos, además de rincones magníficos y de gran valor medioambiental para disfrutar del baño y el descanso cuando aprietan los calores.

    Al Valle del Alagón se puede llegar por el este desde la N-630, a través de las carreteras comarcales C-511 que enlaza en Navalmoral de la Mata con la Autovía de Extremadura, C-526 que se cruza con la anterior en Coria procedente de Portezuelo y Torrejoncillo, y la C-512 que sigue hacia la vecina comarca de Las Hurdes.

    Otra de las peculiaridades de esta comarca natural son la convivencia de los más antiguos asentamientos, de los que son herederos numerosos yacimientos arqueológicos, el trazado de la calzada de la Dalmacia o la riqueza patrimonial de Coria y Galisteo con los nuevos poblados de colonización que tomaron el nombre de los usos o fincas en las que se asentaron como El Batán, Valrío, Alagón, La Puebla de Argeme o El Rincón del Obispo. Entre estos últimos destaca Vegaviana, cuyo diseño urbanístico fue premiado con la medalla de oro en la VI Bienal de Arte de Sao Paulo en el año 1961.

    Si cualquier época del año es óptima para viajar por estas tierras y disfrutar de sus paisajes y la amabilidad de sus gentes, las más recomendables son la primavera y el otoño. Si la primavera es sinónimo de explosión de color, que salpica sus campos de alegría, la segunda convierte parte de su paisaje en un gran cuadro impresionista en el que sus abundantes alamedas se tornan en una amplia gama de amarillos y rojizos tonos que contrastan con los verdes intensos de sus vegas. Toda una ceremonia de sensaciones para la vista. Pero además en este gran valle se conservan algunas de las señas de identidad que representan a todo el pueblo extremeño, como ocurre con la famosa gorra de Montehermoso, símbolo del traje regional femenino y de su estado civil. También aquí se celebran dos de las fiestas populares más conocidas en la región y declaradas de interés turístico como La Encamisá de Torrejoncillo o Los Sanjuanes de Coria en los que el caballo, los jinetes, el toro bravo y sus arriesgados corredores son los protagonistas. Y hablando de las señas de identidad, tan íntimamente ligadas a los oficios tradicionales, en el Alagón aún sobreviven, no sin dificultad, algunos artesanos que milagrosamente no han sucumbido a la tentación de desmontar el telar, o los hornos de fundición de campanas o de cocer el barro. Orives que trabajan con manos prodigiosas el tradicional aderezo femenino de oro o plata, alfareros que venden más tinajas a bodegas foráneas que a las propias, tejedores de quinta generación que se resisten a acallar el armonioso sonido de la lanzadera, aún se pueden encontrar en Torrejoncillo, Vlontehermoso 0 Coria. Otra de las señas de identidad de este valle es su gastronomía, en la que los productos de la huerta, los escabeches, el mojo de peces, las sopas de tomate, las setas y como no, los productos derivados de la matanza son sus exponentes.


   Estas son las diócesis presentes en Extremadura:

    -Mérida-Badajoz. Abarca gran parte de la provincia "civil" de Badajoz, puede consultarse una relación de localidades que pertenecen a la diócesis de Mérida-Badajoz

    -Plasencia. Se compone de los arciprestazgos de Béjar (Salamanca), Cabezuela del Valle (Cáceres), Casatejada (Cáceres), Don Benito (Badajoz), Fuentes de Béjar (Salamanca), Hervás (Cáceres), Jaraíz de la Vera (Cáceres), Jarandilla de la Vera (Cáceres), Logrosán (Cáceres), Miajadas (Cáceres), Mirabel (Cáceres), Navalmoral de la Mata (Cáceres), Navalvillar de Pela (Badajoz), Plasencia (Cáceres) y Trujillo (Cáceres).

    -Coria-Cáceres. Se compone de los arciprestazgos de Alcántara, Arroyo, Cáceres, Coria, Granadilla, Sierra de Gata, Hurdes, Montánchez, Montehermoso y Valencia de Alcántara, todos ellos pertenecientes a Cáceres.

    -Toledo, es una amplia archidiócesis con tres arciprestazgos extremeños ya nombrados; Guadalupe, en Cáceres, y Herrera del Duque y Puebla de Alcocer en Badajoz.

    Las tres grandes diócesis extremeñas

    Los datos están tomados de la Guía de los Archivos de la Iglesia en España, edición 2000. Recogemos la información correspondiente a los archivos eclesiásticos mayores, así como referencias a todos los archivos parroquiales de la provincia eclesiástica que, como hemos visto, constituyen una gran parte de Extremadura.

    La Diócesis de Coria-Cáceres se divide actualmente en diez circunscripciones que se corresponden con las áreas de Coria, Cáceres, Casar de Cáceres, Valencia de Alcántara, Alcántara, Alcuéscar, Casar de Cáceres, Gata, Montehermoso y Casar de Palomero. Su extensión es de 10.057 kilómetros cuadrados, con una población de 224.394 habitantes, entre los que no se incluyen los del área de influencia de Plasencia y Guadalupe. El número de parroquias actuales se eleva a 154, con 128 sacerdotes diocesanos y 19 extradiocesanos.

    En términos históricos, todavía hoy se desconoce el origen y la fecha exacta de creación de la Diócesis de Coria, aunque se cree que fue fundada por San Silvestre en el año 338, en tiempos del emperador Constantino. Sí hay certeza escrita de que existía en el 589 por aparecer Jacinto, obispo de Coria, en las actas del III Concilio de Toledo.

    Inicialmente, la diócesis se denominaba únicamente de Coria. Algunos de sus obispos más destacados fueron Suero I (1157-1168), Arnaldo I (1157-1232), Fernando I (1261-1271), Pedro García de Galarza (1579-1604), Antonio Sánchez Cid y Carrascal (1815-1821) o Pedro Segura Sáez (1920-1926).

    El 21 de junio de 1957 es otra fecha clave. El papa Pío XII eleva a Cáceres a la cabecera de la diócesis conjuntamente con Coria. Por entonces el obispo era Manuel Llopis Ivorra, que se mantuvo en el cargo desde 1950 a 1977. Llopis construyó los nuevos seminarios de Coria y Cáceres y creó una asociación benéfica para construir casas para los necesitados de Cáceres (de ahí el actual barrio que lleva su nombre en la capital). En 1977 le sucede Jesús Domínguez Gómez, pastor muy querido por sus diocesanos, que permaneció en el obispado hasta 1990, cediendo el testigo a Ciriaco Benavente en 1992.

   El área territorial diocesana de la Sede Pacense fue durante siglos muy pequeña, ya que se extendía en una pequeña franja estrecha sobre la frontera portuguesa, desde Alburquerque hasta Zafra y Fregenal de la Sierra. El acontecimiento histórico más relevante para esta diócesis fue la publicación de la Bula “Quo Gravius” (1873), del Papa Pio IX, por la cual se suprimían los Prioratos de las Órdenes Militares de Santiago (Llerena) y de Alcántara (Magacela y Zalamea de la Serena), cuyos amplísimos territorios jurisdiccionales quedaron, en su gran mayoría, integrados en la Diócesis de Badajoz; con lo cual aumentaría en más de cinco veces su superficie territorial y su población.

   Ya en el s. XX, se modificarían de nuevo sus límites diocesanos por un Decreto de la Sede Apostólica (1958) que agregó al Obispado de Badajoz el Arciprestazgo de Castuera, que venía perteneciendo al de Córdoba, así como algunos pueblos de la Diócesis de Coria. En cambio, perdió el Arciprestazgo de Montánchez, que quedó agregado a la Sede Cauriense.

   Con estas modificaciones la Diócesis de Badajoz quedó con una extensión de 17.396 kilómetros cuadrados, y una población aproximada de seiscientos mil habitantes, que representan prácticamente la totalidad de la provincia de la Baja Extremadura.

   Por último, el día 28 de julio de 1994, Su Santidad el Papa Juan Pablo II, por la Bula “Universae Ecclesiae sustinentes” crea la nueva Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz, que comprende a las tres diócesis extremeñas: Badajoz, Coria-Cáceres y Plasencia, y nombra primer Arzobispo de la nueva Sede Metropolitana a Monseñor Antonio Montero Moreno, que toma posesión de la Archidiócesis en el acto de ejecución de dicha Bula, en Mérida, el día 12 de Octubre de 1994.


   Diócesis de Coria - Cáceres, extraido de http://www.diocesiscoriacaceres.org/

    La diócesis de Coria es una de las más antiguas de España. Según una antigua tradición fue fundada por el Papa San Silvestre en el año 338, siendo emperador Constantino y se tiene como probable que fuera su primer obispo San Evasio, quien padeció martirio en Casar de Cáceres.

   Del primer obispo que se tiene constancia es el Obispo Jacinto que firma el acta del tercer Concilio de Toledo en el año 589.

   Hay pocos datos de la época de la dominación musulmana. En 1142, después de ser reconquistada la ciudad de Coria por el rey Alfonso VII fue nombrado Obispo D. Iñigo Navarrón por el Papa Inocencio III. Desde entonces la diócesis es sufragánea de la sede metropolitana de Santiago de Compostela por disposición de Fernando II de León.

   El territorio fue tomado nuevamente por los musulmanes hasta que, ya entrado el siglo XIII, fuera definitivamente reconquistado. Se sabe que sus obispos participaban de manera constante junto a los reyes en las empresas propias del reino castellano.

   Los límites más antiguos de la diócesis fueron fijados por el Concilio de Toledo del 679 por el rey Wamba. Posteriormente experimentó distintas reformas territoriales, primero en relación con la Orden de Alcántara y, después, con respecto a las diócesis limítrofes. Es en 1958 cuando se fija los límites tal como están en la actualidad.

   Desde 1994 las diócesis extremeñas han visto realizado su sueño de formar ellas mismas una Provincia Eclesiástica, Mérida-Badajoz, a la que pertenece la diócesis de Coria-Cáceres.

   Se sabe que desde tiempo inmemorial concurrían a la Santa Iglesia Catedral de Coria fieles de la diócesis y del vecino Reino de Portugal para venerar las sagradas reliquias que se manifestaban el día 3 de mayo. Las principales son: Un Lignun Crucis, una Santa Espina, los Santos Manteles de la última Cena, una quijada de San Juan Bautista y otras muchas más. De todas ellas se hacía mención ya en el Sínodo Diocesano celebrado en 1706.

EPISCOPOLOGIO CAURIENSE

Una remota tradición nombra a San Evasio como primer obispo de Coria. Padeció martirio en la villa de Casar de Cáceres en tiempos de Domiciano

SIGLO VI

Jacinto, + 589

SIGLO VII

Elías, + 610; Bonifacio, 633 - 638; Juan, 646 – 653; Donato, + 666; Atala, 681 - 688; Bonifacio, + 693.

SIGLO VIII

Pedro, + 714

SIGLO IX

Babilla, ¿876? a 899

SIGLO X

Diego, +¿900?

SIGLO XII

Iñigo Navarrón, 1142-1152; Suero, 1157-1168; Pedro II, 1169-1170; Arnaldo I, el Venerable, 1181-1197; Arnaldo II, 1119-1211.

SIGLO XIII

Fray Giraldo, O.S.B. 1212-1227; Pedro III, 1227-1232; Sancho I, 1232-1252; Pedro IV (Domínguez), 1253-1260; Fernando el Físico, 1261-1271; Gonzalo I, 1272-1277; Fray Suero II, 1277-1280; Simón I, 1281-1282; Alonso el Canciller, 1283-1316.

SIGLO XIV

Pedro V Méndez Sotomayor y Meiras, 1317-1324; Alonso II, 1325-1335; Juan II, 1335-1343; Alfonso III, 1344-1348; Fray pedro VI Raimundo, 1348-0354; Pedro VII de Peñaranda, 1354-1360; Rodrigo I ¿Álvarez?, 1360-1365; Fray Diego II, O.F.M., 1365-1368; Fray Gil (Aegidus), 1368-1371; Guillén I, O.M. (Guillermo de Belbís), 1371-1379: nació en Belbis de Monroy; Fernando II, ¿1379-1389?; Fray Alonso IV Maimón, ¿1381? - 1398; Juan III o Fray Juan Gil, 1399-1400.

SIGLO XV

Fray Esteban I de Crivelo, O. M., 1400-1401; don Alonso V Fernández, el Electo, 1401-1403; Fray García de Castronuño, 0. P., 1403-1419; don Martín I de Galos, 1420-1436; don Alonso VI de Villegas, 0. A. A. , 1432-1437; don Pedro VII López de Miranda, 1438-1443; don Juan IV de Carvajal, 1443-1444 (natural de Trujillo); don Alonso VII, Enríquez de Mendoza, 1444- 1455; don Fernando III López de la Orden (Villaescusa), 1455-1457; don Íñigo Manrique de Lara, 1457-1475; don Francisco I de Toledo, 1475-1479; Fray Juan V de Ortega, 1479- 1485; Fray Diego III de Fonseca, 1486; don Vasco I Ramírez de Rivera, 1487-1488; Pedro VIII, Ximénez de Préxamo, 1489-1495; César Borgia, Duque de Valentino, 1496-1498; don Juan VI de Borja, Cardenal, Diácono de Santa Susana, 1498; don Juan VII López, 1499-1501.

Siglo XVI

Francisco II de Busleyder, 1501-1502; don Juan VIII Ortega, Bravo de Laguna, 1503-1517; Guillerrno II de Croy, 1517; don Bernardo I Dovizzi Di Bibbiena, Cardenal de Santa María in Porticum, 1518-1520; Carlos Lalaing, 1520-1527; Fray Pedro IX de Montemolín, propuesto para Obispo,1527; don Íñigo III López de Mendoza y Zúñiga, ¿1528?; Guillermo III Vandenese, 1529-1530; Fray Francisco III de Quiñones, 1531-1533; don Francisco IV de Mendoza y Bobadilla, 1533-1550; don Pedro IV Enríquez de Almanza, 1550-1563; don Diego V de Deza, 1566-1577; Dr. don Pedro X Serrano Téllez, 1577-1578; Pedro XI García de Galarza, 1578- 1603.

SIGLO XVII

Don Pedro XIII de Carvajal, 1604-1621 (natural de Plasencia); don Jerónimo I, Ruiz de Camargo, 1622- 1631 ; don Juan IX Roco de Campofrío, 1633-1635 (natural de Alcántara); don Antonio I González de Azevedo, 1638-1642; don Juan X Queipo de Llanos y Valdés, 1642-1643; don Fray Pedro XIII de Urbina, 1644-1648; don Francisco V de Zapata y Mendoza, 1650-1654; don Antonio II Sarmiento, Luna Enríquez, 1655-1657; don Diego VI López de la Vega, 1658-1659; Fray Francisco de Gamboa, 1660-1662; don Gabriel I Vázquez Saavedra y Rojas, 1663; Fray Frutos I, Patán y Bernardo de Ayala, 1664-1669; don Antonio Fernández del Campo, Angulo y Velasco, 1669-1671; don Gonzalo II Bravo de Grajera (natural de Arroyo de San Serván –Badajoz-), 1671-1672; Fray Baltasar I de los Reyes,1673; don Bernardino I de León Rocha, 1673-1678 (natural de Badajoz); Fray Francisco VIII Sarmiento de Luna Enríquez, 1675-1683; don Juan XI de Porras Atienza, 1684 -1704.

SIGLO XVIII

Don Manuel I Pérez de Lara, 1704-1709; don Luis I de Salcedo y Azcona, 1713-1716; don Sancho II Antonio de Velunza de Corcuera, 1716-1731; don Miguel II Vicente Cebrián y Agustín, 1731-1742; don José I Francisco Magdaleno, 1742-1749; don José II de Cepeda y Castro, 1749; don Juan XII José García Alvaro, 1750-1783; don Diego VII Martín Rodríguez, O. S. F., 1784-1789 (natural de Acebo) ; don Juan XII Alvarez de Castro, 1790-1809.

SIGLO XIX

Don Blas I Jacobo Beltrán, 1815-1821; Sede Vacante 1821-1824; don Joaquín I López Sicilia, 1824-1830; don Ramón I Montero, 1830-1847; don Manuel I Anselmo Nafría, 1848-1851; don Antonio IV María Sánchez Cid y Carrascal, 1853-1858 (natural de Fregenal –Badajoz-); don Juan XVI Nepomuceno García Gómez, 1858-1864; don Esteban II José Pérez Martínez, 1866-1868; Fray Pedro XIV Núñez Bernia, 1869-1884; don Marcelo Spínola Maestre, 1883-1886; don Luis II Felipe Ortiz Gutiérrez, 1886-1893; don Ramón II Peris Mencheta, 1894 a 1920.

SIGLO XX

Pedro XV Segura Sáenz, 1920-1927; Dionisio Moreno Barrios,1928-1934; Fray Francisco VIII Barbado Viejo, 1935-1945; Francisco Cavero Tormo, 1943-1949; Manuel Llopis Ivorra, 1950-1977; Jesús Domínguez Gómez, 1977-1990; Ciriaco Benavente Mateos, 1992-2006 (natural de Malpartida de Plasencia); Francisco Cerro Chaves, 2007 (natural de Malpartida de Cáceres)(1). 1 Los datos anteriores a 1950 se han tomado del libro «Episcopologio Cauriense», del Profesor, Dr.don Miguel A. Ortí y Belmonte, Cronista de Cáceres, publicado en el año 1959, por los Servicios Culturales de la Diputación Provincial de Cáceres

    Destacamos algunos Obispos más significativos:


 

   Pueblos que han pertenecido al Obispado o Partido de Coria

    En el año 1826, Sebastián de Miñano; en su Diccionario Geográfico Estadístico T II, publicado en Madrid, se refiere de la siguiente manera.

   CALZADA (LA) ( Vía Lata ), Lugar Secular de España, provincia y partido de Salamanca, cuarto de Ojeda, obispado de Coria; 98 vecinos, 364 habitantes, 1 parroquia, á la cual concurren á oir misa los vecinos de las casas, los cuales tenian antiguamente una ermita en su término, adonde venia á decírsela su cura párroco, que lo es el de Valverde, de modo que la parte principal de este pueblo se llama Calzada, y la acera de casas que pertenece, como hemos insinuado, á otra jurisdicion eclesiastica y civil, pues es del obispado de Plasencia, se llama Casas de la Calzada. Tiene sin duda este nombre por estar situado en la antigua calzada romana, donde todavía; se encuentran algunas columnas miliarias y inscripciones. y otras antigüedades romanas. Estan al O. de Bejar y á distancia de 1 legua; al S, de Vaiverde, á 1 1/2 legua; al E. de Valdehijaderos, á 1/2 , y al N, de Baños á. distancia de 2 leguas. No tienen mas rio que el que baña la Villa de Bejar, y corre á 1/4 de legua de la poblacion, donde hay varios molinos harineros. Le cercan por E. y O. 2 pequeñas  cordilleras vestidas de matas de roble. La pirimera la van desmontando y plantando de viñedo. Esta es una de las mayores carreras del. reino, pues llega desde Cádiz hasta Irun , y aunque modernamente se abrió un puerto desde aquí á Baños, es probable que en tiempo de Trajano ya fuese calzada. Produce toda clase de ganado, mucha caza mayor y menor, granos, legumbres, vino y hortalizas. Dista 12 leguas. de la capital. Contribuye 4,051 rs. 14 mrs Derechos enajenables 1.165 rs. 2 mrs.

   Colección de Fueros y Cartas Pueblas de España por la Real Academia de la Historia publicado en Madrid en 1852:

    GUARDIA. (La), lugar junto á Coria en la provincia de Cáceres que debe de estar hoy despoblado. Privilegio del rey D. Alfonso X concediendo varias franquezas á los doscientos pobladores de la puebla cerca de Coria que llaman Guardia: su fecha en Cuenca á 15 de Julio de 1272. Cítalo Ortiz de Zúñiga en sus Anales de Sevilla edic. de 1677, pág, 107.

    Colección de Fueros y Cartas Pueblas de España por la Real Academia de la Historia publicado en Madrid en 1852:

    SALVALEON, villa, hoy despoblado en la provincia de Cáceres, partido judicial de Hoyos. Privilegio del rey D. Alfonso IX de Leon concediendo á sus pobladores, términos y el fuero de Coria: su fecha en esta última villa d 15 de Noviembre de 1227. Bulario de la Orden de Alcántara , fól. 35.

   Colección de Fueros y Cartas Pueblas de España por la Real Academia de la Historia publicado en Madrid en 1852:

    TREVEJO. Creemos que sea la villa de este nombre en la provincia de Cáceres, partido judicial de Hoyos. Fuero de poblacion otorgado á este lugar por la Orden del Hospital en el año de 1230. Original en el archivo de la Orden de San Juan en Consuegra.